8 nov. 2012

Oración para el Primer Domingo de Adviento 2012

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR




Pese a los acontecimientos que, en el mundo,

son presagio de destrucción y desolación

Aún a sabiendas de que, Tú siempre apareces

sin demasiado ruido y con el cortejo de la humildad.

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR

Porque, a veces siento,

que mis ojos buscan lo efímero

que mis manos acarician el gusto por las cosas

que mis pies, prefieren los caminos fáciles.

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR

Porque, muchas veces, estoy dormido

Siento el cansancio de la espera

Me pregunto si, tu venida, ya nunca ocurrirá

Miro al mundo, y me asusto de lo que acontece en él.

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR

Necesito un soplo de tu presencia

La esperanza de tu Palabra

La seguridad de tus promesas

La justicia, frente a tanta mediocridad

Tu verdad, ante tanta mentira

Tu nacimiento, ante tanta muerte.

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR

Y, sólo así, mi Señor

la angustia se convertirá en paz

la tristeza en alegría

o, el llanto, en gozo por tu venida al mundo.

¡Ven, y sálvanos!

Amén
Javier Leoz (sacerdote)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...